domingo, 27 de octubre de 2013

Jornada de reflexión: el mundo al revés

No cabe duda de que estamos viviendo en una época muy complicada, con  muchas carencias y muchas necesidades. Estamos en una situación preocupante que no llega a su fin, y esto me lleva a plantearme que algo no va bien. Pero no seamos egoístas, tenemos que asumir nuestra parte de culpa. Culpa por querer acomodarnos a un estado de bienestar que nos han vendido desde las altas cúpulas. No hemos nada más que lo que nos has enseñado a hacer. 
El problema es: si nosotros nos hemos limitado a imitar, ¿qué harán nuestras futuras generaciones?



El panorama de hoy en día nos deja un sinfín de situaciones que no tienen sentido:
  • padres amenazados por sus hijos, e hijos que hacen lo que quieren de sus padres.
  • alumnos que amenazan, e incluso agreden, a profesores. Se ha perdido totalmente el respeto.
  • abuelos  que mantienen con su pensión a hijos y nietos.
  • ley que protege de forma impune a altos cargos que saquean las arcas del estado, castigando a aquellos que lo hacen por necesidad.
  • más exigencia en el trabajo y menor recompensa.
  • perdida de comunicación padres-hijos.
  • exaltación de la violencia, dejando a un segundo plano la generosidad y el altruismo.
  • fuga de excelentes científicos a otros países.
  • sociedad de consumo exagerada por encima de las necesidades básicas.
  • y podría seguir, y seguir y seguir....
Es evidente que vivimos en una sociedad muy espesa y complicada, y que nos ha llevado a una perdida de valores total y absoluta. Porque no nos equivoquemos, algunas de las situaciones antes expuestas son achacables a nosotros mismos, y está en nuestras manos solucionar, al menos, parte de ellas. 

Se que me van a llover críticas por este post, pero es lo que veo día a día en mi trabajo, y no puedo dejar de pensar que en algo estamos fallando.

Gracias por estar ahí.

3 comentarios:

Trece dijo...

Pues es bien cierto que nos encontramos ante una crisis de valores, en la que ya no tenemos claro que esta bien o que es esta mal, y todo gracias a esta locura de sociedad que tenemos alrededor y que no sobemos como equilibrar.
Muy buen reflexión.

beliluna dijo...

Hola Raquel, estás diciendo verdades como puños y al resumido perfectamente la situación por la que estamos atravesando, no sé a dónde iremos a parar si sigue España como va, he llegado a tener hasta miedo. Un beso guapa.

Lucía_lamiradadeluci dijo...

Pues yo no puedo estar más de acuerdo contigo. Hace tiempo que vengo "denunciando" familiarmente esta pérdida de valores que hemos sufrido (y cada cual que coja su parte de culpa). Me dedico a la enseñanza y esta situación es palpable minuto a minuto. Una auténtica pena.
Un besote de  Lamiradadeluci

Publicar un comentario