miércoles, 23 de mayo de 2012

Cómo llevar ortodoncia y no morir en el intento: primera entrega

Puede ser que esta entrada os parezca curiosa, a algunos de vosotr@s puede que no os sirva para nada, pero creo que a más de un@ os interesará, al menos, está escrita con esa intención.
Como podéis leer en el título, esto va de ortodoncia, vamos, de brackets, gomas, cera y tantas cosas más que podemos oír en cada visita rutinaria al dentista para la revisión de nuestro preciado aparato dental :-).


Sí, llevo brackets. Desde hace cuatro meses, y aún me queda mucho camino por recorrer para tener una sonrisa "profident" :-). En mi caso son de zafiro, por tanto no se notan mucho, pero esto no quiere decir que no duelan igual.
No voy a exagerar, pero os voy a contar desde mi experiencia personal, qué es lo que he ido notando, y qué se ha convertido en imprescindible para mi.
En primer lugar, cuando te ponen los brackets cuesta acostumbrarse, sobretodo al comer, pero pasa en unos días, por tanto, es lo que menos preocupa. Eso sí, no te asustes si tienes la sensación de que los dientes se mueven, porque esa es la función del aparato, llevarlos a su lugar. Hazte a la idea de que vas a renunciar a alimentos duros, como frutos secos, bocadillos, etc., y que vas a comer mucho pan de molde y sopas. Pero ese esfuerzo merece la pena. Y algo primordial: llevar siempre en el bolso un neceser con lo necesario para la higiene bucal.


En segundo lugar, y no es por hacer propaganda de oral b, agénciate con un cepillo eléctrico. Esencial, al menos para mi. Creo que ha sido el mejor consejo que me pudo dar la dentista. La limpieza es perfecta, mucho mejor que con un cepillo convencional, y en este caso, cada vez que comemos hay que cepillar para eliminar los restos que se han podido quedar enganchados en los brackets. Yo tengo el "Oral B Vitality". Es el más bajito de la gama, pero suficiente. Ronda los 20 €.


En tercer lugar, te van a salir llagas. Si eres afortunado, puedes llegar a evitar el roce con la cera que te dan en la propia consulta para aplicarte sobre el bracket. Pero si tienes tendencia a padecer de aftas, lo pasarás un poquito mal. No te preocupes, que se pasa. Si hay algo que a mi me ha ido genial, ha sido este producto:



Es un spray que, aplicado directamente sobre la llaga, alivia el dolor al instante, y al día siguiente prácticamente  ha desaparecido. Eso sí, no hay que abusar de él, no debemos olvidar que es un medicamento.

En cuarto lugar, siempre debes llevar bálsamo labial en el bolso, cartera o neceser. Imprescindible, sobretodo porque los labios se secan muchísimo más con la ortodoncia. Mi preferido es Carmex. Me da igual que sea en stick, en tubito, o en tarro, pero se ha convertido en algo necesario para mi.




En quinto y último lugar, no desesperes :-). Creo que este es el más importante de todos. Habrá momentos en que querrás arrancarte los brackets de los dientes, y habrá otros en que ni te acordarás de que los llevas. Ánimo. Es la mejor decisión que he podido tomar, sobretodo cuando pienso que, por fin, podré sonreír en las fotos como realmente siempre he querido.

Recordad que todos estos consejos son desde mi propia experiencia personal, y supongo que cada persona será un mundo. En todo caso, espero haberos servido de ayuda!

Kisses!!

14 comentarios:

Nieves dijo...

Animo!! yo he llevado también y se lo que es "pasarlo", pero piensa en lo bien que vas a sonreir después!!:P
Miércoles mudo en http://thediaryofmydreams.blogspot.com.es/
Muaksss

Missypoincare dijo...

yo los tuve de pequeñita y de aquella no me importaba, de hecho me hacían gracia porque cada ver que iba al dentista me podía unas gomas de un color diferente xD

besiños

Aydita dijo...

Animo guapa!! :) quiero probar el balsamo de carmex! besos

Belladona dijo...

Siempre quise llevar aparatos, desde muy chiquitina... pero me salieron los dientes bien y el dentista dijo que no era necesario. Tengo dos dientes de abajo que están algo torcidillos y yo me apoyaba siempre en eso, que los necesitaba, pero no hubo manera.

Las llagas... no llevo ortodoncia pero siempre me salen, por ejemplo cuando tomo antibióticos, o me va a venir la regla. Duelen muchísimo, y a mi personalmente se me hacen super grandes. Me han llegado a salir hasta por debajo de la lengua.

En fin guapa, me ha parecido una opinión muy interesante. Mucho ánimo, que todo esfuerzo merece la pena!!! ^^ Muaka.

Entre maquillaje dijo...

Aún me acuerdo cuando yo llevaba aparatos... que mal lo pasé...
Siempre tengo los labios y la boca fatal... pues con el roce de los aparatos, daba pena :S
Pero bueno todo pasa :D
bss

Sol_y_Luna dijo...

Hola preciosa!!!!
Bueno desde mi experiencia te digo que yo lloré mucho por el dolor, las llagas y no poder comer al principio. Pero ahora que hace casi un mes que me los han quitado estoy super contenta ha merecido la pena y ya veras que te va a quedar una sonrisa PERFECTAAAAA.
Animos guapa
Un besazo

Lucía_lamiradadeluci dijo...

¡Ánimo bonita! Yo nunca los he llevado, pero mi compañera de piso cuando estudiaba los tenía y sé lo que paso...
Un besote
ESTOY DE SORTEO: http://lamiradadeluci.blogspot.com.es/

beliluna dijo...

Vaya, te deseo que te sea lo más leve posible. Has dado unos muy buenos consejos que seguro que les servirá a quien lleve brackets. Un besote enorme guapa.

Alicia dijo...

Animo, que el tiempo pasa más rapido de lo que parece! Yo nunca he usado aparato, y recuerdo que de pequeña me emperraba con que yo queria!
Lo bueno ahora es que casi ni se notan(bueno no los nota la gente, la que lo lleva sí) Pero haces bien en dar consejitos, que seguro que hay mucha gente que no sabia estas cosas!

besos!

Ainnoa♥ dijo...

Yo nunca he llevado por cuestion economica, pero me haria falta!!:)♥

besazos!!!!

Palmer girl dijo...

felicidades por animarte a llevarlos! yo aunque tengo mis años me decidí (aunque no estaban muy mal, mejor poner remedio pronto) porque no iba a estar de 40 y con brackets... me falta muy poquito para que me los quiten y no me arrepiento para nada. Creo que es bonito tener una sonrisa agradable... porque hay que ver la cantidad de chicas en la tv que prefieren una operación de pecho antes que arreglarse los dientes. Saludos guapa!

Penélope García dijo...

Yo sólo te doy una recomendación más: cuando te quiten los braquets, utiliza el retenedor a diario porque los dientes, aunque parezca mentira, tienen 'memoria' y si no te pones el retenedor por las noches, se vuelven a separar. A mi me pasó, me aburrí del retenedor porque ya estaba cansada y no quería dormir todas las noches con otro aparato en la boca y, al final, los dientes se han descolocado un poco...

Besos

http://masquebtl.blogspot.com

La Chica Gato. dijo...

¡Muchas gracias por la entrada! Esta tarde me ponen la ortodoncia y la verdad que tengo poco apoyo por parte de mi familia, porque dicen que no la necesitaba. Así me vienen genial todos estos consejos y los mensajes de apoyo de la gente.

Un saludito!

Anónimo dijo...

Me pondré brackets tambien, con esta será la 3a. vez, pero tengo miedooo, pues mi boca es muy pequeña, y ya lo viví, pero sé que lo tengo que hacer.

Publicar un comentario